Con motivo de la vuelta a los entrenamientos de la Liga Fueguina Independiente de Fútbol (representante de la Selección Fueguina) el CSANF realizó gestiones para poder enviar un termómetro infrarrojo. Dicho accesorio era requerido por las autoridades como parte del protocolo para controlar el ingreso de los jugadores y así evitar contagios de COVID-19. Ante el pedido de la Liga Fueguina, el CSANF realizó esta donación que ayudará a la seguridad de todos los jugadores que vuelvan a los entrenamientos.  En esta primera etapa de vuelta al ruedo, la Liga Fueguina realizará un torneo relámpago de 9 vs 9 que servirá para poner a los deportistas en actividad luego de varios meses.

Foto: Miguel Gueicha, Presidente de la Liga, toma la temperatura antes del ingreso al estadio.